Ir para o conteúdo
29 JUN / 02 JUL 2011
Centro de Eventos PUCRS - Porto Alegre - Brasil
Agende-se para o fisl13! De 25 a 28/07/2012
ou

<a href='/fisl12/patrocinadores'><span>Patrocinadores</span></a>

<a href='/fisl12/mostra-de-solucoes-e-negocios-livres'><span>Mostra de Negócios Livres</span></a>

Transmisión

 Voltar a Notícias
Tela cheia Sugerir um artigo

La muerte de la industria del copyright

5 de Julho de 2011, 0:00 , por Software Livre Brasil - 0sem comentários ainda | Ninguém está seguindo este artigo ainda.
Visualizado 756 vezes
Traduções
Azevedo
“¿Quién aquí es pirata? ¡Todos nosotros somos piratas!”. Fue así que el especialista en seguridad en la red, Alberto J. Azevedo, comenzó la conferencia ¡Somos todos Piratas! El capitalismo es salvaje en la tarde del cierre del fisl12. Azevedo citó estudios sobre el mercado de la piratería de música y filmes en el mundo y criticó a la industria fonográfica y cinematográfica. Según él, el vicepresidente ejecutivo de la MPAA (Asociación Cinematográfica de los Estados Unidos, por su sigla en inglés), Greg Frazier, habría dicho que no están interesados en democratizar la cultura. “Ellos realmente no hacen ningún esfuerzo para eso", afirmó.

A través principalmente de un estudio llamado Media Piracy in Emerging Countries (“Piratería Multimedia en Países Emergentes”, en una traducción libre), realizado por The Social Science Research Council, él defiend que, la piratería sucede principalmente por precios altos cobrados injustamente por la industria. “Existen muchas cosas involucradas en el tema. No es simplemente decir 'ellos están robándonos'. Las personas simplifican mucho la piratería", argumenta Azevedo.

Así, el activista comentó que es imposible parar la piratería, y que toda la represión se mostró inútil: “la industria del copyright consigue recuperar 2% de lo invertido en procesos contra la piratería". Además de eso, según él, la cuestión no está atada al crimen organizado, en razón de la diferencia de ganancias en relación a otras actividades usadas por los criminales, como por ejemplo, el tráfico de drogas. “Tiene que ver con la popularidad, no con los ingresos. Si U2 lanza un DVD, y todo el mundo está motivado para verlo, las personas lo copian y venden. Las personas no piratean porque es caro, sino porque quieren verlo", afirma. El atraso y el desfasaje en la distribución de películas, música y, principalmente, series televisivas es otro catalizador para que las personas compartan contenido, de acuerdo con él.

Pero el precio, según Azevedo, es probablemente la mayor causa del aumento de la piratería. El mismo estudio estima que el costo de los DVDs aquí y en otros países, no simplemente comparando el precio de venta, sino el valor dentro del poder de compra de cada sociedad. "De acuerdo con investigaciones, un DVD cuesta de cinco a diez veces más en Brasil de lo que cuesta en Estados Unidos o Europa. Es una invitación para que la piratería exista", afirma. La nivelación de los precios de acuerdo con las economías más fuertes acabaría generando precios abusivos. "Así, ellos parten del supuesto de que cada uno que compró un CD pirata compraría un original, pero eso no es verdad. La persona puede hasta tener R$ 5 en el bolsillo para comprar en la calle, pero nunca va a tener R$ 30 para ir a la tienda a comprar el original”, concluye.

Atado a esta coyuntura, está el grado avanzado de la tecnología actualmente. La distribución de bits es mucho más fácil que la de átomos, lo que simplifica la transmisión de contenidos de una forma sin precedentes. Según el orador, eso modificó la cultura de las personas, que no piensan más en ir a la casa de un amigo a pedir prestado un libro, pero sí a mandar un archivo en PDF por email.

El otro punto criticado por Azevedo es la gran tributación impuesta por la ECAD (Escritório Central de Arrecadação e Distribuição - Oficina Central de Recaudación y Distribución), responsable por la recaudación y distribución de derechos derivados de la reproducción de música. “La Ecad casi canceló el último show de U2 en São Paulo, porque Bono se negó a pagar derechos para reproducir sus propias canciones”.

Entre los ejemplos de cobranza de la Ecad están el 2,5% de la ganancia bruta de emisoras de radio y televisión y el 10% de la ganancia bruta de las ferias agrícolas. “Quien ya hizo un evento sabe lo difícil que es obtener ganancias, muchas veces no se llega al 10% de ganancia, y ellos quieren eso por causa de las canciones que se tocan de fondo en las ferias", critica. También deben pagar tasas los consultorios médicos y dentales, y hoteles que pasaren música en las salas de espera y recepciones. En contrapartida, sin embargo, lo que vuelve para los artistas es un valor muy reducido. Azevedo afirma: "el impuesto encarece el producto, y somos siempre nosotros los que pagamos la cuenta”.

El especialista concluye que la coyuntura demuestra principalmente una cosa: “La industria del copyright está muriendo, y yo no conozco a nadie que muera callado”. Todos los reclamos y tentativas de acabar con la piratería serían, así, una forma de evitar el declive de un modelo de negocios. Al mismo tiempo, varias condiciones para el intercambio indebido de contenido de contenido fueron creadas o mejoradas por la propia industria.


Tags deste artigo: ecad piratería fisl fisl12

0sem comentários ainda

Enviar um comentário

Os campos são obrigatórios.

Se você é um usuário registrado, pode se identificar e ser reconhecido automaticamente.